RESEÑA: EL BESO DEL GANADOR, DE MARIE RUTKOSKI

7.2.17

AUTORA: MARIE RUTKOSKI | LEÍDO EN: ESPAÑOL | IDIOMA ORIGINAL: INGLÉS

Mi opinión

Si leéis el blog, probablemente ya sabréis lo obsesionada que he estado con la Trilogía del Ganador desde que el primer libro cayó en mis manos. Si todavía no la conocéis, ¿a qué esperáis? Aquí tenéis mi reseña del segundo libro, ya que devoré el primero poco antes de comenzar con el blog. Como podéis ver, los primeros dos libros me E-N-C-A-N-T-A-R-O-N, así, con todas las letras. Así que, aunque estaba ansiosa por leer este desenlace, debo admitir que también tenía un poco de miedo de acabar decepcionada y que eso me arruinara la trilogía entera. 
CONTIENE SPOILERS DE LOS DOS PRIMEROS LIBROS.
La historia nos sitúa inmediatamente después de los acontecimientos que sucedieron al final del segundo libro, por lo que no he tenido en ningún momento la sensación de haberme perdido nada importante. Kestrel, víctima de la traición de su padre, es transportada a las minas de azufre mientras, en la corte, el emperador hace creer a todo el mundo que sigue de luna de miel con el príncipe. Al mismo tiempo, Arin vuelve a su país con el pueblo del este como potente aliado, ajeno a todo lo que le está sucediendo a Kestrel y odiándola con todo su ser, ya que sigue creyendo todas las mentiras que ella le contó para mantenerlo a salvo.





"Tal vez el amor fuera fácil, pensó.
Tal vez su pasado no fuera tan crucial como su presente, pensó.
Pero entonces oyó a su padre decir que le había roto el corazón, y ya no pudo creer que ninguna de esas dos cosas fuera cierta."


Para empezar, creo que uno de los puntos fuertes de la novela ha sido Arin. Sí, Arin. ¿Y Kestrel no?, me preguntaréis. Pues la verdad es que los dos personajes principales son espectaculares, y ya os he dicho que Kestrel es de mis personajes femeninos literarios favoritos debido a su fuerza e ingenio. Sin embargo, a principios de este libro ocurre algo que marca drásticamente el resto de la historia, y ese algo ha producido que durante todo el libro haya echado mucho en falta la astucia e inteligencia de Kestrel, cosas con las que disfruté enormemente durante los dos libros anteriores. Solo he podido ver algún rastro de este ingenio que tanto la caracteriza por el final del libro y, de verdad, es algo que me ha fastidiado mucho.

Así que si en La Maldición del Ganador y El Crimen del Ganador conocimos profundamente a Kestrel, ya que la historia se centraba más en ella, se podría decir que este libro es más Arin.

La evolución de este personaje se hace mucho más patente en este tomo, y podemos ver su lado más profundo, cosa que quizás me faltó un poco en los dos anteriores que, en mi opinión, le tocaban demasiado de refilón. Arin se muestra muy sensible y determinado a conseguir la libertad de Herrán cueste lo que cueste, y una de las cosas que más me ha gustado de él es la fe inquebrantable que muestra durante toda la historia hacia su dios. ¿Que quién es su dios? Pues, como no podía ser de otra manera, Arin nació el año del dios de la muerte, y durante toda la historia podemos ver como  esta divinidad toma la forma de la conciencia de Arin y le aconseja(por supuesto, si no sabes que hacer llama al dios de la muerte, seguro que te da unos consejos estupendos)



"No quiero jugar contigo porque, aunque gane, pierdo. Entre nosotros dos nunca ha sido solo un juego"


Para ser sincera, la trama, aunque me ha mantenido enganchada al libro desde el principio, ha dejado mucho que desear. Me ha faltado esa tensión durante toda la historia tan propia de la autora, ya que el conflicto principal se resuelve muy rápido y el resto del libro es una especie de recuperación de los personajes. También es cierto que en este tercer libro se habla mucho más sobre estrategias militares que en cualquiera de los anteriores, por lo que ha habido algunos diálogos que me han llegado a resultar aburridos, aunque eso es solo mi opinión.

Sin embargo, en líneas generales el libro me ha gustado. Esta trilogía  se ha ganado un merecido puesto entre mis favoritas, ya que los personajes, el juego de territorios y la trama en general me han conquistado completamente. Es cierto que me esperaba otra cosa de este libro y, aunque me entristezca mucho, ha estado muy por debajo que los  anteriores, pero de todas formas me da muchísima pena despedirme de todo este mundo, y solo me gustaría felicitar a la autora por el maravilloso trabajo que ha hecho con la trilogía en general.

Quiero aclarar que, seguramente, si este hubiera sido un libro independiente lo habría puntuado con 4/5 estrellas, pero debido al contraste que he notado con el resto de la trilogía, que tanto me gustó, he decidido bajarle la nota.
3.5/5






Santa Template by Mery's Notebook © 2014