RESEÑA: YO ANTES DE TI, DE JOJO MOYES

16.7.16


Todo el mundo sabe que, cuando sacan la película de un libro, ocurre un extraño aunque precioso fenómeno en la comunidad lectora. Y es que todo el mundo, sin importar raza, religión o sexo compra el libro y lo lee. Así de sencillo. Por consiguiente, todos lo reseñan en sus blogs, lo que lleva a que te entren unas ganas locas de leerlo para poder comprobar si las cosas tan maravillosas que dicen son verdad.
Bueno, os acabo de resumir cómo terminé comprando este libro.
Para ser sincera, antes de ver el tráiler de la película yo no tenía ni idea de su existencia, pero me puse a indagar un poco y leí opiniones magníficas sobre él. Así que cuando, en un puesto de la playa, me lo encontré en edición bolsillo, no pude hacer otra cosa que comprarlo.
La autora nos presenta a Louisa Clark, una chica sencilla que, al ser despedida de su empleo como camarera en un café, se ve obligada a trabajar para los Traynor, una de las familias más adineradas del pueblo, como cuidadora de su hijo tetrapléjico. Pero las cosas no son como se imaginaba. Will, que así se llama el chico, parece odiar al mundo en general, y no es capaz de ser amable con ella en ningún momento. A pesar de esto, Lou está decidida a enseñarle que no hay que tirar la toalla, que toda vida merece una segunda oportunidad.
La verdad es que este libro me ha parecido muy original; nunca antes había leído nada parecido. Y no es porque uno de los protagonistas tenga una enfermedad, no, de eso hay más libros escritos que peces en el mar. Lo que hace diferente a este libro es la situación que se plantea; la forma en la que se conocen los personajes y cómo su historia avanza a partir de ese momento.
Lou es una joven sencilla y simpática que nunca ha apuntado muy alto en su vida y que se conforma con todo. Sí, es posible que no acabe de estar completamente enamorada de su novio, Patrick. Y sí, también es verdad que es la única que aporta ingresos a su familia aparte de su padre, pero nada de esto la ha molestado nunca. Ella lo que busca en la vida es comodidad, y eso es lo que tiene. 
Por otro lado está Will; un chico joven, apuesto y adinerado que parecía amar la vida más que nadie... hasta el accidente. Tras quedar anclado a una silla de ruedas, la vida se le antoja insoportable; dependiendo siempre de alguien hasta para lo más mínimo, y sin que nadie le pregunte nunca qué es lo que él quiere realmente. Debido a esto, se muestra insufrible y sarcástico con todo el mundo, incluyendo a su familia, que hacen todo lo que está en su mano para ayudarle.
Debo decir que, al comienzo de la historia, Lou se me planteó demasiado simplona; una chica de pueblo, de aspecto normalito, que, a pesar de su juventud no parece aspirar a nada más en la vida que a continuar trabajando como camarera. Sí, ¿y que más? Pero no es hasta que has acabado el libro que te das cuenta de que Jojo Moyes te la presenta así para ayudar a transmitir el verdadero mensaje de la historia, para que, al terminar de leer la última página, te des cuenta de la evolución que ha sufrido, que esa Lou no es la misma que conociste en el primer capítulo. Y es que aquí no se aplica la regla de la chica buena que ayuda a cambiar al chico malo, no. Aquí te presentan dos personajes con personalidades completamente opuestas para que puedas apreciar el cambio que cada uno ejerce en el otro. 
Y es que el mensaje de la historia es bien claro: Vive, vive lo mejor que puedas porque algún día puede que no puedas hacerlo. Porque sí, la historia de Will te hace pensar, apreciar que no es lo mismo ver que alguien a quien conoces quede discapacitado a que te pase a ti. Y porque, después de leer este libro, te lo piensas mejor antes de poner cara de pena al cruzarte con alguien en silla de ruedas. Porque, aunque es normal sentir pena por esa persona, poca gente entiende que no son una especie distinta; son como tú y como yo, y nada impide que un día cualquiera te toque a ti ocupar su lugar.

"Prefiero estar contigo, incluso con ese tú que a ti te parece tan poca cosa, antes que con cualquier otra persona del mundo"

Cambiando de tema, otro punto del que muy poca gente habla y que para mí ha hecho que el libro resulte más ameno es, sin duda, el ambiente familiar que la autora ha sabido crear. Y es que aquí no se nos presenta la típica familia perfecta en ninguno de los dos casos: 
Por un lado está la familia de Lou, con una madre siempre atenta a los cotilleos del pueblo y un padre trabajador que lo único que busca es mantener a su familia con un buen trabajo. A esto se le suman los problemas económicos que se agrandan al ser Lou despedida de su trabajo y la hermana menor de esta, Treena, que vive allí por el morro junto con su hijo Thomas. Sin que nos demos cuenta, con esta familia tan peculiar a la vez que tan típica, Jojo Moyes ha querido que descubramos por nosotros mismos de dónde vienen las limitaciones de Lou, ya que podemos ver que todo el mundo, incluidos sus padres, se refieren siempre a Treena como la más lista de las dos, y esa frase le es inculcada a su hermana desde pequeña, de ahí que tenga tan pocas aspiraciones en la vida.
Por otro lado está la familia de Will, adinerada y bien posicionada, lo que no quiere decir feliz. Podemos ver a una madre con una carrera brillante que, a ojos de los demás puede parecer fría y despiadada, aunque lo único que ella quiere es lo mejor para su hijo. Otro punto a favor de la autora, y es que ha tenido la maravillosa idea de escribir un capítulo desde su punto de vista, de forma que podamos empatizar con ella y ver que, tras esa dura apariencia de jueza, no es más que una madre perdida y preocupada.

"Necesitaba que mi hijo tuviese algo hermoso que contemplar. Necesitaba decirle, en silencio, que las cosas cambian, crecen o se marchitan, pero que la vida continúa"

También nos encontramos con un padre que asume el papel del típico tiarrón rico, teniendo mil y una aventuras a espaldas de su mujer, con la que sigue casado únicamente a causa del accidente de su hijo. Todo esto, junto con la actitud inicial de Will, crea un ambiente que resalta la luz y alegría que aporta Lou al entrar en esa familia.
Pero algo malo tiene que tener el libro, ¿no? Para ser sinceros, he extrañado un poco más de acción, y con "acción" no me refiero a movimiento físico (porque, sí, sé que estamos hablando de un tetrapléjico), sino a que, en mi opinión, los giros inesperados brillan por su ausencia, ya que, aunque este libro no me ha disgustado para nada y me ha hecho replantearme muchas cosas, no ha logrado sorprenderme en ningún momento.
Y el final, ¿qué puedo decir? Aunque tenía claro lo que iba a pasar simplemente con leer la sinopsis, no tengo un corazón de piedra, y me teníais que haber visto en la playa, sentada en mi silla pasando las últimas páginas y llorando como si se hubiese acabado el mundo.
Lo que no tengo claro es si voy a apuntarme a leer la segunda parte, Después de ti, ya que, en mi opinión, con este libro la historia queda completa, y no me apetece leer otra novela que no aporte nada y que me arruine esta historia.

En pocas palabras, Yo antes de ti es una novela que, más que una historia, trata de transmitir un precioso mensaje. Aunque la trama resulta muy predecible, la autora consigue una gran evolución de los personajes y hace que pienses sobre temas muy profundos en los que quizá nunca habías reparado.


Santa Template by Mery's Notebook © 2014